fbpx

Testimonio de niño que revivió tras caer a un lago helado, inspira a la película Breakthrough

Testimonio de niño que revivió tras caer a un lago helado, inspira a la película Breakthrough

Testimonio de niño que revivió tras caer a un lago helado, inspira a la película Breakthrough

Foto: 20th Century Fox

La nueva película de “20th Century Fox” titulada “Breakthrough” o “Un Amor Inquebrantable” tiene detrás de su producción una historia real de una madre que se negó a creer en la predicción humana y decidió creerle a Dios por un milagro en la vida de su hijo.

Hace cuatro años atrás, la vida de John Smith cambió para siempre tras sufrir un grave accidente.

John estuvo debajo del hielo durante 15 minutos, sin oxígeno. Cuando lo rescataron, no tenía pulso. Lo llevaron rápidamente a la sala de emergencias y trabajaron en él durante otros 45 minutos. Los doctores no pudieron devolverle la vida.

Su madre, Joyce Smith, decidió hablar vida sobre su hijo declarado muerto por los médicos y creer en lo imposible. Y fue cuando ocurrió el milagro de la vida en John. Muchos se preguntan, ¿por qué Dios le dio una segunda oportunidad de vida?

“No lo sé. Obviamente Dios tiene un gran plan para mi vida. No estoy seguro. No soy Dios, no puedo decirle más excepto que, todo lo que puedo hacer es prepararme y hacer lo mejor por seguirle por el reto de mi vida y hacer todo lo que Él me ha llamado a hacer”, dice a Mundo Cristiano, John.

Cuando John y su familia atravesaban por este momento tan difícil, contaron con una crucial compañía. Se trata del pastor Jason noble.

El predicador cuenta que lo obligó a quedarse junto a la cama de John con Joyce durante 18 horas al día. ¿Cómo fue ese momento?

“Dios me dijo: ‘Te quiero aquí, esta es tu tarea’. Creo que fuimos traídos a Missouri por esta tarea. Solo había sido su pastor 3 meses, entonces un nuevo pastor entrando y realmente sentí que el Señor me decía aquí es tu asignatura. Habría sido desobediente si me hubiese ido. En ese momento, fue mucho esfuerzo, muchas emociones. Para ser honesto, no procesamos las emociones hasta que me senté a ver la película, porque cuando se atraviesa eso uno dice vamos con todo, vamos a estar firmes, vamos a creer, vamos a sostenernos, no vamos a procesar las emociones hasta después del hecho. Cada vez que veo la película las proceso”, precisa.

El pastor Jason fue el instrumento que Dios utilizó para que la fe de la familia de John no decayera.

“La primera noche en el hospital, Dios hizo unos milagros increíbles. Joyce entró, oró por él, oró al Espíritu Santo: trae a mi hijo de vuelta a la vida, en ese momento seguía con muerte cerebral. Los doctores dijeron que había un uno por ciento de que sobreviviera la noche y si sobrevivía, sería un vegetal. Fuimos a su habitación como pastores y oramos sobre él, vimos ángeles allí, fue una noche increíble. Yo sabía, salí de esa experiencia diciendo que John iba a salir caminando del hospital. Lo sabía, John va a ser sanado, él va a salir caminando del hospital. Salí y le dije a Joyce: John saldrá caminando de aquí. De allí sabía que Dios lo iba a sanar. Al día siguiente llegué, John seguía en coma, fui a su lado y le dije: John, es el pastor Jason y cayeron lágrimas de sus ojos. Le pregunté: ‘¿Quieres que me quede?’ Dijo sí, bueno, asintió con la cabeza, y en ese momento el Señor habló a mi corazón: Hay momentos donde te pido dejar a las 99 por el 1 y te estoy pidiendo que hagas eso con John. Entonces desde ese punto en adelante, estuve con él, sigo con él, y realmente me he sostenido y digo: ‘Dios dondequiera que me lleves, lo que quieras que haga, voy a hacer esta labor’. Nuestra congregación tiene 800 personas, entonces no era una iglesia pequeña, era un gran compromiso, pero estuve allí y no me he ido”, relata.

La fe inquebrantable de quienes acuerparon a John, cambió su vida por completo.

“¿Mi fe cayendo al agua? No tenía. Me había alejado de la iglesia, de Dios. No quería nada con mi testimonio, después tampoco. Pero, al rendirme y darme cuenta de que no lo puedo hacer todo solo, buscar tesoros terrenales no me dará nada. Y cuando lo entregué, Dios abrió tantas puertas, tantas bendiciones. Soy tan bendecido en conocer personas tan increíbles y Él me ha mostrado que Él no se lleva nada sin dar algo a cambio. Aunque sea un detalle tan pequeño, tuve que dejar el baloncesto y Él me lo dio de una forma en la que puedo influenciar generaciones después de mí, puedo entrenar jóvenes. Es increíble ver cómo trabaja Dios”, comenta John.

Esta crisis, también fortaleció la fe del pastor Jason.

“Sin duda, causa crecimiento. Creo que la creencia es como un músculo, entre más lo usas, se fortalece cada vez más. Ha sido una perspectiva increíble y poder agarrarse de eso, confiar en Dios”, indica Jason.

“Breakthrough” más que centrarse en la vida de John, abarca toda una comunidad que decidió dejar de lado sus dudas y temores para convertirse en un ejército de fe.

“Si eso me hubiese ocurrido a mí, eso sería de mi propia experiencia. Hemos tenido estas películas antes donde alguien muere y se trata solo sobre ellos y al círculo interno de quien le ocurrió. “Breakthrough” no se trata de eso, se trata de una comunidad, una familia, un equipo que se une, orando por necesidades específicas. Se trata de la experiencia individual de cada uno dentro del relato. De eso se trata, de todos los involucrados, no de solo una persona y eso es lo que realmente creemos, que la historia es más que solo de mí propia experiencia”, dice John.

La historia de John deja en evidencia la importancia de orar en unidad.

“Comunidad. Las Escrituras nos lo dicen: cuando dos o tres están reunidos, Dios está allí. Podemos poner miles de ángeles a volar cuando estamos juntos. Creo que juntos podemos hacer mucho más, hay tanto poder en la unidad. Dios nos creó para vivir unidos y en este mundo en el que vivimos, con redes sociales, estamos más alejados que antes, entonces lo que debemos hacer es volver a esta idea de comunidad. Somos tan poderosos cuando hay una comunidad, uniéndonos para orar y creer”, comenta Jason.

En la historia de John su oración fue contestada como todos querían, pero ¿qué tal si las cosas no suceden como creemos? ¿Cómo podemos aceptar la voluntad de Dios?”

“Esa es una muy buena pregunta. Lo he dicho, he orado por más personas que han muerto de las que sobreviven y si ve la vida, la muerte es parte de la vida. Todos vamos a morir. Lázaro no sigue con vida, John va a morir, este fue un milagro temporal. Darse cuenta de que debemos tener una perspectiva eterna, no solo en el ahora. Cuando oramos a veces estamos en el ahora, queremos que Dios aparezca en este momento, y no los puedo culpar, es una desesperación, pero la realidad es que Dios siempre actuará en la perspectiva eterna. Para mí, el milagro más grande es alguien estando en el cielo por la eternidad y en esa perspectiva, una de las cosas que el enemigo le gusta hacer es convencer a la gente que no oró lo suficiente o no oró bien. No creo que eso sea así, se trata del plan y propósito de Dios y debemos poder confiar en Él en eso”, expresa Jason.

Luego del lanzamiento de “Breakthrough” y cuando apruebe la secundaria, John planea asistir a una universidad cristiana para capacitarse y convertirse en pastor. Desde ya, espera impactar positivamente a las generaciones con su testimonio.

“Espero muchas lágrimas, espero mucho resuello, espero al Espíritu Santo en la habitación, porque de eso se trata la historia, está ungida, es poderosa. Una de mis escenas favoritas es cuando Taylor Mosby canta “Océanos”. Eso me incendia y eso es lo que quiero, que encienda una chispa en mi generación y en las anteriores, para salir y declarar que Dios todavía está vivo y que Dios no está muerto”.

Esta historia que promueve creer en el poder de Dios, aunque todo se ponga gris, saltará a la gran pantalla el próximo 17 de abril en Estados Unidos y muy pronto en Latinoamérica.

Original Article

http://entecreativo.com
United Media Owner and Founder | SCDM-A (Certified Global Digital Marketing Professional.

Leave a Comment