puertoricojovenesap_hdv

“¡Puerto Rico, levántate, en el nombre de Jesús!”, dice Samuel Rodríguez

Foto: AP Foto/Dennis M. Rivera Pichardo

(Charisma News, Redacción de Mundo Cristiano)

Miles de puertorriqueños han salido a las calles en los últimos días para protestar en contra del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló y su gabinete.

Rosselló anunció que no se postulará para la reelección. También renuncia a la presidencia del Partido Nuevo Progresista.

La presión del pueblo puertorriqueño sobre Roselló se debe a unos supuestos mensajes que se filtraron donde él y sus funcionarios más cercanos hablan de manera despectiva sobre la comunidad LGBT, las mujeres y se burló de los electores, incluyendo a las víctimas del huracán María.

Por su parte, el reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano (NHCLC, por sus siglas en inglés) y el liderazgo de la organización, publican la siguiente declaración sobre la crisis política que se desarrolla en Puerto Rico:

Como estadounidense de ascendencia puertorriqueña, estoy muy preocupado por los recientes desarrollos en el estado de Puerto Rico. Puerto Rico es mucho más que una isla. Nuestra tierra bendecida continúa cambiando el mundo con las artes, la creatividad, la innovación y la espiritualidad desenfrenada.

En consecuencia, los mensajes y charlas que surgen del liderazgo político superior, pueden describirse como reprensibles.

Por esa razón, nosotros, el NHCLC, hacemos un llamado al gobernador y a su administración para que tomen todas las medidas necesarias para reparar el daño y facilitar un entorno político que fomente la confianza y sirva para la reconciliación.

Puerto Rico venció el huracán María. Esta tierra de encantamiento también superará estas charlas repulsivas. Acojo con satisfacción la noticia de que el gobernador Rosselló no buscará la reelección, pero Puerto Rico también necesita superar la corrupción en su aparato político, los derechos no financiados, la deuda incontrolable y el estancamiento político constante.

Oro para que, a partir de esta crisis, Puerto Rico se vuelva más unido, fortalecido por el propósito y la promesa de que Puerto Rico 2.0 será más grande que nunca en todos los parámetros.

¡Puerto Rico, levántate, en el nombre de Jesús!

Original Article

Leave A Comment

You must be logged in to post a comment